Skip to content

El Pensamiento de Diseño: Fase 2: DEFINIR

La única manera de dar con la solución correcta es enmarcando el problema adecuado. En ocasiones, se generan soluciones buenísimas a problemas inexistentes, por lo que resulta clave la correcta definición del problema, reto u objetivo.

 

Continuando con las entradas donde te presento lo que es el Pensamiento de Diseño, esta vez le toca el turno a la segunda fase: Definir. (Te recuerdo que el primer paso del Pensamiento de Diseño es Empatizar).

 

FASE 2 PENSAMIENTO DE DISEÑO

A la hora de idear nuevas soluciones tienes que saber de dónde partes y hacia dónde vas, la META. En la fase de empalizar hemos comprendido las necesidades reales de nuestros clientes, poniéndonos en su lugar y pensando como lo harían ellos, y esta información nos debería ayudar a redefinir el reto inicial.

 

El foco puede ser general o específico, pero de esta forma centras la atención hacia el mismo, y de la misma manera, las metas pueden ser más o menos concretas, pero es necesario que definas hacia donde quieres ir. A partir de que definas estos aspectos, el camino será más fácil/difícil, largo/corto, pero empezaras un camino con sentido.

 

Lo más probable es que si no defines bien el problema todo el proceso salga mal, con lo que deberás empezar de nuevo. A la hora de definir el problema ten en cuenta los siguientes criterios:

 

  • Que sea inspiradora para el equipo
  • Que genere criterios para evaluar si se ha cumplido el objetivo o no.
  • Que genere suficiente información y capte las emociones de tu público

 

¿Cómo puedes definir el reto?

 

A la hora de definir el reto yo utilizo dos técnicas, los tres pasos de la Etapa 1 del Proceso CPS: Definir l Reto y la técnica de los 5 porqués.

 

  • Proceso CPS: en esta página puedes profundizar en el proceso completo de Solución Creativa de Problemas, pero a la hora de poner el foco solo vamos a utilizar la primera etapa, que consta de tres fases.

 

  1. En una primera fase, se abre un proceso de divergencia para recoger posibles enunciados de reto, para en una fase posterior de convergencia seleccionar un posible reto.
  2. A continuación en el paso Encontrar Hechos buscamos información y hechos que ayuden a clarificar el reto seleccionado inicialmente, para lo que nuevamente se abre un primer momento de divergencia y se cierra con otro de convergencia.
  3. Finalmente, se analiza el reto inicial teniendo en cuenta los hechos del segundo paso, y de esta forma logramos contar con un enunciado claro y más ajustado al problema o necesidad real.

 

  • Los 5 porqués: esta es una técnica que ya analicé anteriormente en este post. Se trata de una técnica de aplicación más rápida que te ayudará a llegar al fondo de las cuestiones.

 

Tienes que definir el reto al que te enfrentas, el problema al que quieres dar solución. Una vez definido el problema, empieza a preguntarte por qué

 

– ¿Por qué ha surgido el problema?

– ¿Por qué no funciona?

 

Continuar preguntando “Por qué” tantas veces como consideres. El número 5 es una referencia, puedes hacerlo 4 o 7, pero lo que tienes que hacer es llegar al fondo de la cuestión y no conformarte con lo primero que te viene a la cabeza.

 

De esta forma, habrás completado la segunda fase del Pensamiento de Diseño y tendrás claramente definido el FOCO del proceso.

 

 

En breve te presentaré la tercera fase del pensamiento de Diseño: IDEAR.

 

 

Ah, y no olvides suscribirte a la newsletter, para estar al día de todo lo que sucede en el blog y ser el primero en obtener información y soluciones para ti.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *