Skip to content

El Pensamiento de Diseño: Fase 3: IDEAR

Cuando tengas un problema o reto al que enfrentarte claramente definido, ha llegado el momento de generar posibles soluciones que te ayuden a resolver ese reto. Una de las claves principales para tener éxito en esta fase es que diferencies claramente dos fases: la fase de Divergencia y la Fase de Convergencia.

 

En esta fase del Pensamiento de Diseño comienzas el proceso de generación de ideas y posibles soluciones al reto definido. Una vez que has logrado Empatizar con tus clientes y has sido capaz de Definir el Reto, te toca dar con ideas innovadoras que resuelvan tu problema.

FASE3 IDEAR

Tal y como te decía en la introducción, en esta fase te vas a encontrar con dos fuerzas opuestas:

  •  Divergencia: Generación de la mayor cantidad de ideas posibles
  • Convergencia: selección de ideas

Y ten presente en todo momento que

 LA CANTIDAD DE IDEAS VA A CONDICIONAR LA CALIDAD DE LAS MISMAS

 Por ponerte un ejemplo, si tienes únicamente 5 ideas, es poco probable que tengas una muy buena solución, pero si tienes 50, tendrías mayores posibilidades de encontrar alguna solución que se adecue a tu problema.

diverge_converge

Divergencia

En la fase de divergencia tienes que centrarte, junto a tu equipo, en generar opciones e ideas, sin pensar en la idoneidad de las mismas o en si son imposibles o alocadas, lo que realmente importa en esta fase es la cantidad.

A la hora de generar ideas deberás tener en cuenta la información recopilada en las fases anteriores y tienes que tener en cuenta las siguientes recomendaciones que se recogen el la Guía de pensamiento divergente de Creative Problem Solving:

  1.  Pospón el juicio
  2. Combina y construye sobre las ideas
  3. Busca ideas alocadas
  4. Céntrate en la cantidad

Para generar ideas pues utilizar multitud de técnicas analizadas en este blog, como el brainstorming, palabras al azar, la provocación, SCAMPER, caja morfológica

Convergencia

 

En esta fase tienes que elegir. De todas las ideas generadas en la fase anterior deberás filtrar ideas en base a unos criterios que deberás decidir: económicos, de tiempo, estratégicos…

 

Para el filtrado de ideas también puedes apoyarte en varias herramientas (las 3”i, ranquin alternativo, matriz de evaluación…) pero siguiendo el esquema que he seguido en la fase anterior, te presento una serie de recomendaciones que te conviene tener presente cuando tengas que seleccionar ideas:

 

  1. Sé deliberado
  2. Mejora tus ideas
  3. Comprueba tus objetivos
  4. Sé asertivo
  5. Considera la novedad

 

 

Así, en una primera fase de divergencia habrás generado multitud de posibles soluciones que den respuesta a tu reto, y después habrás seleccionado aquella(s) que mejor se ajusta.

 

Este proceso es flexible e iterativo, y en todo momento nos permite volver a una fase anterior a revisar el trabajo y soluciones generadas. A la hora de validar las posibles soluciones es clave probar y testar las posibles soluciones que queramos implementar, y para eso es interesantísimo trabajar con prototipos.

 

En el siguiente post veremos la cuarta fase del Pensamiento de Diseño: PROTOTIPAR.

 

 

 

 

 

Ah, y no olvides suscribirte a la newsletter, para estar al día de todo lo que sucede en el blog y ser el primero en obtener información y soluciones para ti.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *