Skip to content

El Pensamiento de Diseño: Fase 4 PROTOTIPAR

Trabajar con prototipos permite que seas capaz de analizar como interactúa tu cliente con tu producto o servicio, lo que te va a ayudar a la hora de lanzar la versión definitiva. Da igual que vendas un producto físico o un servicio, siempre puedes y debes trabajar con prototipo, ya que te van a aportar información clave para el desarrollo del producto final.

 

 

 

 

En fase de IDEACIÓN habrás generado y elegido aquella(s) ideas que mejor dan respuesta a tu reto, si tienes presente que en el Pensamiento de Diseño la persona está en el centro de todo el proceso, conocer su comportamiento respecto a tu producto/servicio es clave para poder aportarle valor, y para obtener ese feedback lo mejor es que diseñes prototipos.

pensamiento de diseño_prototipar

 

Un prototipo es un elemento que te va a permitir analizar como se comportan tus clientes con tu producto/servicio, lo importante es que el cliente pueda experimentar e interactuar con el mismo. El prototipo debe de ser algo que no te cueste mucho tiempo ni dinero pero que puedas entregar a tu cliente para que experimente.

 

 

Puede que este pensando que un prototipo tiene que ser algo físico, algo construido con cello, cartulina, pajitas, hilo, rotuladores… (recuerda que tiene que ser barato) o con una impreso 3D, pero puedes prototipar servicios y/o modelos de negocio para analizar los distintos comportamientos y propuestas de valor (CANVAS, Customer Journey Map…) o páginas Web o App. (Si estás pensando en prototipar te invito a leer este post de Innokabi).

 

 

La clave es construir algo para que el cliente pueda experimentar con tu producto/servicio y puedas recoger ese feedback que te acerque a la solución final.

 

 

¿Para que puedes utilizar los prototipos?

 

 

  • Para generar y probar soluciones.
  • Para comunicar. Si una imagen vale mil palabras, un prototipo vale mil imágenes
  • Para poder dialogar con tus clientes acerca de la solución, necesidades, inconvenientes…
  • Para cometer errores rápido y barato.
  • Para analizar y elegir entre las distintas soluciones que hayas podido generar.

 

 

En esta fase lo importante es empezar a construir y construir algo que te pueda aportar la información que estás buscando. En el pensamiento de diseño

 

 

se construye para pensar, no se piensa para construir.

 

 

En el siguiente post, último de la serie dedicada al Pensamiento de Diseño, veremos la quinta y última fase: EVALUAR.

 

Ah, y no olvides suscribirte a la newsletter, para estar al día de todo lo que sucede en el blog y ser el primero en obtener información y soluciones para ti.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *