Skip to content

El Pensamiento de Diseño: Fase 5: EVALUAR

La fase de Evaluación te va a permitir aprender, de los usuarios de tu producto o servicio y del propio producto o servicio que has prototipado. Aprender rápido te va a permitir desarrollar la solución que realmente quiere el mercado.

 

Para finalizar la serie de entradas en la que te presento el Pensamiento de Diseño, esta vez le toca el turno a la última fase: Evaluar. Como ya te he comentado en otras ocasiones, quisiera recordarte que existe multitud de bibliografía y teorías sobre el Design Thinking, y en función del autor el proceso puede variar de 3 a 7 fases, pero en esencia todas las fases están recogidas en las 5 que te presento.

 

evaluar

 

En esta fase lo que tienes que hacer es preguntar a tus usuarios sobre los prototipos que has ideado y creado, y de esta forma poder utilizar este feedback para mejorar la solución y que se adapte a las necesidades de los mismos. Es importante que la evaluación del uso de tus usuarios la hagas en el mismo contexto que luego va a ser utilizado, para que se parezca más a la realidad de uso.

 

Además, a lo largo de este proceso de evaluación se genera mayor empatia con tus usuarios, lo que permite aprender más de ellos.

 

Así con la EVALUACIÓN consigues refinar la solución y conocer mejor a tus usuarios y a sus necesidades

 

Al evaluar se debe estar atento a todo lo que está sucediendo, tanto en el uso del prototipo como al contexto en el que se está utilizando, y es muy importante observar con atención y documentar todo lo que esté sucediendo.

 

Es importante dejar que el usuario experimente con el prototipo, no le expliques nada y observa que hace. Es fácil tener la tentación de ir a explicarle como tiene que utilizar determinado objeto o servicio, pero de verdad que es más valioso ver como se comporta y adaptar nuestra solución para conseguir aquellos que queramos.

 

También resulta muy valioso ir haciendo preguntas al usuario a lo largo de proceso,”¿Qué estas pensando? ¿Por qué haces esto o lo otro?”

 

Finalmente, gracias a la observación y a las respuestas obtenidas lo que tienes que hacer es volver a trabajar con el prototipo y mejorarlo con el feedback recibido. Así, tu producto o servicio estará más cerca de lo que quieren tus clientes.

 

Y como último paso toca IMPLEMENTAR. Desarrolla un Plan de Acción para su puesta en marcha, pero no olvides todo lo que has hecho durante el proceso: escucha a tus clientes.

 

El Pensamiento de Diseño es una forma de actuar y no creas que aplicarlo una vez es suficiente, se trata de un proceso constante, así que continuamente deberás estar observando y preguntando a tus clientes, para poder idear nuevas soluciones.

 

 

Ah, y no olvides suscribirte a la newsletter, para estar al día de todo lo que sucede en el blog y ser el primero en obtener información y soluciones para ti.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *