Skip to content

RECOMENDACIONES PARA PONER EN MARCHA UNA SESIÓN DE BRAINMSTORMING EFECTIVA

Parece que hacer una Brainstorming lo sabe hacer todo el mundo, y que no tiene ningún misterio, pero observando a gente que dice saber hacerlo y viendo las ideas que se generan en algunas sesiones de esta técnica, compruebo que no se respetan las reglas de esta técnica, con lo que los resultados obtenidos distan mucho de los que se podrían obtener.

 
Lo primero de todo: ¿Qué es el BRAIMSTORMING?

 

 

El Brainstorming o Tormenta de Ideas es una técnica de creatividad para la generación de ideas sobre un tema o un problema determinado. Esta herramienta fue creada por Alex Osborn el año 1938.

 

¿Que objetivo se persigue en una sesión de Brainstorming?

 

Esta técnica se emplea en la fase de divergencia, y el objetivo que se persigue es el de generar muchas ideas, sin valorar si son buenas o malas.

 

En una sesión de Brainstorming, lo que importa es la cantidad de ideas, no la calidad de las mismas.

 

DESARROLLO DE LA SESIÓN

 

En primer lugar es recomendable empezar con un ejercicio de calentamiento.

 

Se trabaja en una ejercitación del grupo para un mejor funcionamiento colectivo en la generación de ideas. Existen multitud de ejercicios de calentamiento, con una duración de unos dos minutos y lo que se busca es poner el cerebro en fase generación, se busca prepararnos para fluir.

 

En mi caso, cuando dinamizo este tipo de sesiones entre gente que no está acostumbrada a la generación de ideas ni con estas dinámicas, me funciona un ejercicio muy sencillo. Formulo la siguiente pregunta: ¿Qué recetas o platos podrías preparar con un huevo?

 

Los participantes cuentan con dos minutos para ir “soltando” todas las recetas que se les ocurre, y una vez finalizado el ejercicio, el cerebro funciona con mayor fluidez.

 

Posteriormente comenzaría la fase de generación de ideas.

 

Partiendo de que tenemos identificado el RETO al que nos enfrentamos y tenemos el foco claro, es recomendable que se fijen los objetivos que se buscan en esta sesión, bien en número de ideas o estableciendo una duración determinada para la sesión. En todo caso es recomendable fijar una duración para la sesión, ya que generamos mayor cantidad de ideas (y es el objetivo) cuando sometemos el cerebro a cierta “presión”.

 

En esta fase, es necesario saber que:

 

• Toda crítica está prohibida
• Toda idea es bienvenida
• Tantas ideas como sea posible
• El desarrollo y asociación de las ideas es deseable

 

Es muy habitual valorar las ideas que van surgiendo durante la sesión, y este es el gran error con el me encuentro cuando veo a gente en una sesión de Brainstorming. En esta fase hay que apuntar todas las ideas, y ya se valorarán en una fase posterior. Por lo menos debe haber unas 20 ideas, y no hay que olvidar que

 

LA CANTIDAD DE IDEAS CONDICIONA LA CALIDAD DE LAS MISMAS.

 

A más ideas, mayor posibilidad de encontrar una o varias buenas.

 

Y finalmente trabajaríamos con estas ideas, en una fase de Convergencia, donde lo que se busca es aterrizar las ideas, bajarlas a un plano real.

 

Las ideas que nos hayan surgido en la fase anterior podrían mejorarse e incluso combinarse con otras ideas que ya tuviéramos, para lo que es recomendable combinar el brainstorming con alguna otra técnica de convergencia, como podría ser la aplicación de una lista de control.

 
No olvides que lo importante es que las ideas que generes y evalues te tienen que ayudar a dar solución al problema o reto que tengas.

 

¿Qué te ha parecido? ¿Dinamizas sesiones de brainstorming en tu comercio? Me gustaría saber tu experiencia y cómo te funciona.

 

 

Ah, y no olvides suscribirte a la newsletter, para estar al día de todo lo que sucede en el blog y ser el primero en obtener información y soluciones para ti.

NOTA: En breve publicaré el primer capítulo del podcast 100% retail.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *